lunes, 20 de abril de 2015



Primera semana en Murcia para mí ya :) Empezó mi aventura fuera de Cracovia. Inmediatamente antes de la hora de salida resultó que mi avión se averió. Temía que mi partida a España se pudiese retrasar unos días. Por suerte, estuve esperando en el aeropuerto durante una hora y pude coger un nuevo avión. Con aventuras y tarde pero con muchas ganas, mi avión llegó a Alicante la madrugada del 14 de abril.


Nuevas caras,  nuevas tareas, nueva ciudad. Tengo muchas cosas que aprender y mi tarea más importante: aprender español. Trato de aprender nuevas palabras y el escuchar a la gente con el paso de los días me está ayudando a empezar a entender algo. Los primeros días los dediqué a conocer las nuevas cosas de mí alrededor, en especial la universidad. Aunque que llueva en Murcia no sea muy frecuente (según me han comentado), los primeros días tuve que convivir con ella. Murcia empezaba a impresionarme. Las nuevas ciudades son perfectas para descubrir lugares para pasear y tomar  un café. El viernes 17 pude conocer mejor toda la universidad gracias a que se celebró la jornada de puertas abiertas para estudiantes de secundaria. Estas jornadas les ayudan a conocer el lugar donde posiblemente estudien en un futuro no muy lejano. Para realizar esta visita, la ayuda de voluntarios universitarios es fundamental. Coordinar a los 1.500 estudiantes que se congregaron el viernes pasado no es nada fácil. Todo el evento requiere una buena organización y  participación de los voluntarios. Me gustó mucho el compromiso del voluntario, la implicación de profesores y el acto de apertura en sí. Decidí conocer la Facultad de Biología. Una vez allí, el profesor nos enseñó todos los laboratorios y me explicó lo que se estudia en la facultad. Fue un día muy bonito y la oportunidad de entender mejor el lugar donde pasaré los próximos meses.




Además de viajar también me encanta cocinar. Ya en la primera semana trato de cocinar, y de probar cosas nuevas. El jueves hice un delicioso plato de calamares :) Me gusta pescar y la selección de pescado y  marisco en Polonia es mucho más reducido.


El sábado descubrí nuevos lugares para correr. Me pareció que la temperatura ambiental a las 10 de la mañana era alta, pasé calor y sólo pude correr unos 5 km. No me quiero ni imaginar cómo será mi vida en los próximos meses con las altas temperaturas que llega a tener Murcia. En Cracovia estoy en un gran grupo de corredores, solemos hacerlo por la noche. Creo que con este clima correr por la noche, con una mejor temperatura, sería una solución muy buena para no pasar tanto calor :)


Voy a volver con mis clases de español :) 
Kaja Cygankiewicz 

No hay comentarios:

Publicar un comentario